Michelena 3, Alvarado 0


Michelena 3, Alvarado 0

Marlon Puertas

Su palacio es el parque El Ejido, y de ahí no saca a nadie. Su gobierno es la comedia; su ideología, la fina ironía y, cómo no, el chiste cruel. El pueblo al que dirige sus palabras es su pueblo también. Pero en serio, no en sentido figurado. Porque, al igual que quienes lo escuchan, una vez terminada su lección, camina largo, escucha a todos, sortea la vida. Por eso es que en materia de llegar con un mensaje, Carlos Michelena les ha ganado, y con goleada, a los expertos de la revolución ciudadana que, con esta campaña, han desnudado el comienzo inclemente de su decadencia.

Michelena convence con el “No” porque lo siente, porque lo ha vivido y lo sigue viviendo cada vez que cuenta las escasas monedas que con las justas intentan pagar su talento que, en el fondo, no tiene precio. Por eso, a diferencia del Cholito, está en el antipoder, no con él, porque es la esencia de su arte, porque irse con el otro bando sería traicionar su espíritu rebelde, a veces malcriado, pero, en ocasiones como esta, tan oportuno para enfrentar a quien gana votos denigrando a la gente.

Por eso, los hermanos Alvarado han perdido, y con goleada, esta campaña. Porque ese “Sí” que promueven no tiene alma, no convence, y los que votarán por él lo hacen a sabiendas de que las cosas seguirán igual, tal vez peor, pero se aferran hasta el último a este mesías improvisado, que les salió generoso y del que no quieren dejar de depender porque, finalmente, es lo único que tienen.

Los Alvarado han perdido y seguirán perdiendo porque su producto estrella comienza a sufrir los estragos del tiempo. Cuatro años de repetir la misma cantaleta no es poca cosa y, de no mediar acciones contundentes, la gente se cansa . Lo están asumiendo desde ahora y mal, por eso se desquitan expulsando periodistas desde un Palacio de Gobierno que no les pertenece y al que llegaron como meros inquilinos, con la diferencia de que no pagan arriendo.

Claro, en el fondo, está el talento. Michelena lo tiene de sobra y lo ha demostrado durante décadas, y su campaña actual solo resulta una pequeña muestra. Ojalá aprendan de él. De su estilo, pero, sobre todo, de su vida. Una vida consecuente con sus principios, que no se vende, que no se vira de León a Correa, que no busca el poder pero sí lo enfrenta con el valor que solo acumulan aquellos que tienen sus conciencias limpias.

La paliza que les ha dado Michelena no se remediará con un triunfo del “Sí”. No será así porque ese triunfo se deberá a cualquier otra cosa, menos al convencimiento mayoritario que deriva de una promoción bien hecha. Será por los borregos, por los bonos, por los focos, por el metro de Quito, por las casas de Guayaquil. Será un triunfo pírrico porque, con tanto poder, con tanta plata, con tanto abuso de recursos que son de todos, esperan un triunfo arrollador, contundente, que no lo van a tener. Este resultado será el primer golpe de sus narices operadas contra el vidrio de la realidad, que siempre se encarga de poner los límites a quienes se desubicaron en el espacio.

Michelena les ganó 3 a 0, por ser generoso con los derrotados. Y solo pelando un pollo.

Leave a Reply

Please log in using one of these methods to post your comment:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

  • Hasta pronto

    Photobucket
    Te esperamos siempre

%d bloggers like this: