Ustedes y yo

Ustedes y yo

Emilio Palacio
epalacio@eluniverso.com

Aquí me tienen, viendo cómo el torbellino se acerca y a punto de que me caiga encima una nueva demanda penal.

Ya lo veo venir, reuniones con abogados, releer un montón de leyes para comprender mejor de qué me acusan, audiencias tramposas, malas noches, temores, miedo, y el permanente esfuerzo por sobreponerme y seguir en el camino, porque no puedo decepcionar a los míos y a los que vienen. Quiero mostrarles un camino distinto al de rendirse. Aspiro a que conserven su fe en la fortaleza del ser humano.

No quiero prometer lo que quizás no pueda cumplir. Me quieren quebrar y para eso están dispuestos a todo. Son gente sin escrúpulos, mentirosos algunos desde los 12 años por confesión propia, decididos a destruir a hombres inocentes como el coronel César Carrión, al hermano policía de Lourdes Tibán o a Marlon Santi. Contentos de patear a un pobre ciudadano que les dijo “fascistas”. ( ¿Quiénes sino los fascistas podrían haber reaccionado con tanta barbarie?).

Me espera pues un desafío difícil y no puedo descartar, completamente, una derrota. Pero estoy convencido de que volveré a ganarles por tercera ocasión. Ellos se repiten que a la tercera es la vencida, pues se equivocan, la solidaridad nacional e internacional los derrotará, como en las dos ocasiones anteriores.

Me levanto cada mañana y leo que el mundo bulle por el clamor de los pueblos que reclaman democracia. La revolución árabe ha puesto a temblar a la izquierda corrupta y la derecha fascista, a Hugo Chávez, a los halcones en Israel, al partido comunista chino y a la monarquía saudí. ¡Cómo no llenarme de optimismo y alegría, más allá de estos momentáneos pesares míos, si al fin y al cabo los últimos vestigios oscuros que quedan en el mapa mundial se derrumban!

¿Que el Ecuador no participa todavía de esos procesos? No estoy seguro. No lo veo al Gigante Egoísta con los ímpetus de antes. Los niños del jardín del cuento ya comenzaron a entender que el Gigante Egoísta solo piensa en él mismo y su trinca; quiere ser Gadafi para disfrutar cuarenta años o más, con el pretexto de que en las culturas no occidentales “nadie se enoja si no hay democracia”.

Habrá que hacer a un lado a los derrotistas, eso sí. A los que predican que no hay nada que hacer sino esperar esos 40 años. A los que tienen miedo de las encuestas. A los que insisten en que los dictadores, cuando vienen de la “academia”, de algún modo son distintos y tienen buenas intenciones. Siempre han existido los derrotistas. Son inevitables cuando el futuro de los países se pone en juego.

Porque de eso se trata en última instancia. La consulta no es un capricho, ni una improvisación. Es una estrategia muy bien pensada para torcer nuestra historia y acabar, de una vez por todas, con cualquier prurito en contra de la idea suprema de que no hay nada de malo en que un solo hombre asuma todo el poder. Quieren lavarle el cerebro al pueblo. Quieren que el hombre del suburbio y la mujer desesperada voten por esa idea. Que la aprueben en las urnas. Y yo, como muchos otros ciudadanos de mayores méritos que los míos, seremos solo el ejemplo de lo que se pretende hacer. Porque así son los revolucionarios ciudadanos; la ambigüedad la dejan solo para las palabras. En los hechos prácticos no dejan nunca ninguna duda de lo que se proponen.

Así que aquí me tienen, de nuevo en manos de ustedes, y a ustedes en manos de ustedes mismos. Porque a mí me quieren arrastrar a la cárcel, pero a ustedes los quieren volver esclavos voluntarios. A mí me van a demandar, pero a ustedes les quieren negar el derecho a ser ustedes mismos, y a sus hijos quieren negarles el derecho a admirar a un padre honesto. Solo la solidaridad de ustedes y entre todos nos salvará. Con esa fortaleza, podremos vencer, y volveremos a hacerlo.

Leave a Reply

Please log in using one of these methods to post your comment:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

  • Hasta pronto

    Photobucket
    Te esperamos siempre

%d bloggers like this: